EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

 

 

 

 

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
6 de JULIO, 2017

Contacto:
Center for Food Safety (Centro de Seguro Alimentaria): pr@centerforfoodsafety.org, +1.202.547.9359
Tess Ipolito, Global Justice Ecology Project and Campaign to STOP GE Trees (Proyecto Global de Justicia Ecológica y la Campaña para DETENER Árboles Genéticamente Modificados) tess@globaljusticeecology.org +1.716.867.4080

Oposición Masiva a la Propuesta del USDA de Legalizar Árboles de Eucalipto Genéticamente Modificados
Un cuarto de millón de personas dicen NO al primer árbol forestal genéticamente modificado

Washington, DC — Más de un cuarto de millón de personas y 500 organizaciones presentaron comentarios ayer rechazando la comercialización de los árboles de eucalipto genéticamente modificados (GM) de ArborGen Inc., que, al aprobarse, sería el primer árbol forestal GM aprobado en los EE.UU. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) propuso esta aprobación en abril del 2017, publicando un borrador de Declaración de Impacto Ambiental (dEIS) abierto para comentarios del público. Este período de comentario abierto finalizó el 5 de julio. Los árboles de eucalipto GM están diseñados para tolerar las temperaturas de congelación con el fin de ampliar enormemente su rango de crecimiento. La aprobación de estos árboles GM podría sentar un precedente para la aprobación futura de los árboles forestales GM como el álamo y el pino.

En el dEIS, el USDA minimizó o ignoró los riesgos significativos planteados por estos nuevos árboles GM. La agencia predice de manera conservadora que las plantaciones comerciales de eucalipto GM cubrirían más de un millón de acres (405.000 hectáreas) en siete estados sureños, desde la costa de Carolina del Sur hasta el este de Texas. Esto tendría consecuencias devastadoras para la región, que contiene una serie de los condados más pobres del país, así como algunos de los ecosistemas más biodiversos del mundo. La región ya está precariamente amenazada por el cambio climático y la expansión urbana.

“Las plantaciones de eucalipto GM a través del Sur sería un desastre”, declaró el Dr. Marti Crouch, científico consultor del Centro para la Seguridad Alimentaria.” Algunas especies de eucalipto no GM ya se han convertido en invasoras y son degradantes en áreas naturales. Las plantas y los animales, inclusive las especies amenazadas, no podrán encontrar hábitat adecuado en paisajes dominados por el eucalipto GM. Aprobar estos árboles es una idea terrible.”

Los incendios forestales catastróficos en Portugal del mes pasado mataron a decenas de personas y fueron directamente atribuidos a las plantaciones de eucalipto que comprenden más de un cuarto de la cobertura arbórea de Portugal. En enero, Chile tuvo los peores incendios forestales de su historia. En ambos casos, los monocultivos de eucalipto – conocidos por ser extremadamente inflamables y agotadoras de las aguas subterráneas – contribuyeron a las condiciones secas que, junto a las olas de calor, crearon el escenario perfecto para los incendios forestales. Ya el sur de los EEUU padece de frecuentes sequías y olas de calor, y los pronósticos del cambio climático predicen más de lo mismo. El dEIS no mencionó los impactos del cambio climático en su propuesta de aprobación para estos árboles de eucalipto GM.

“Lo que impulsa comercializar el eucalipto GM es poder alimentar la demanda creciente de árboles para hacer electricidad a través de la biomasa”, dijo Ruddy Turnstone, de Proyecto Global de Justicia Ecológico y una residente de Florida, cuya región tiene destinado las plantaciones de eucalipto GM. “Pero la biomasa es una solución falsa al cambio climático. No sólo es un gran contaminador, sino que tambien los bosques del sudeste que son estabilizadores del clima están siendo diezmados por la industria europea de la biomasa en crecimiento rapido. Las plantaciones de eucalipto GM sólo intensificarán esta deforestación “.

Las garantías del USDA de que los eucalipto GM no escaparán a los bosques nativos están fatalmente socavados por el experimento estadounidense que, por 30 años, usó cultivos transgénicos que se escaparon de la contención una y otra vez, a pesar de que la industria y el USDA habían dicho que no pasaría. Los árboles transgénicos son aún más propensos a escapar y difundirse que los cultivos transgénicos, dado que tienen vidas y distancias de polinización mucho más largas, además hay que notar las impredecibles y cambiantes condiciones que pueden ocurrir a lo largo de la vida útil de los árboles.

“Los bosques se entrelazan con la evolución humana”, declaró la Dra. Rachel Smolker, Co-Directora de Biofuelwatch (Vigilancia de Biocombustibles) y miembro del Comité Directivo de la Campaña para DETENER a Árboles GM. “Regulan y estabilizan el flujo de agua y el clima, enriquecen los suelos y previenen la erosión. Nos dan alimentos, medicamentos, refugio, combustible, medios de subsistencia, recreación, y santuario para los pueblos del mundo. Literalmente hacen que sea posible la vida en la Tierra. Los árboles han evolucionado durante los eones adaptando a sus ambientes nativos. Ajustar su genética y plantarlos en ambientes ajenos demuestra una falta de comprensión de la ecología y la genética alarmante”.

Además de los impactos ecológicos están los efectos a las comunidades locales que resultarán a causa de estas plantaciones de eucalipto GM. “Los árboles de eucalipto GM ejemplifican el modelo forestal injusto e insostenible”, explicó BJ McManama de la Red Indígena Ambiental. “Ya han documentado cientos de abusos de derechos humanos como resultado de la expansión incontrolada de las plantaciones de eucalipto en América Central y del Sur. En algunos casos, las comunidades indígenas y tradicionales han sido envenenadas por al exponerse a productos químicos mortales y violentamente desalojados de sus tierras ancestrales. Estos abusos demuestran el desprecio flagrante de la industria forestal, tanto para las personas como para el medio ambiente. El USDA debe negar esta petición. ”

La oposición pública a eucalipto GM ha sido consistente y fuerte. En febrero del 2013, el gobierno publicó la petición para eucalipto GM de ArborGen para aceptar comentarios públicos, resultando en una respuesta de 10.000 personas en contra de los árboles de eucalipto GM y uno en favor. Después siguió la protesta contra los árboles GM más grande (en ese momento) en la Conferencia de Biotecnología de Árboles en Asheville, Carolina del Norte. En abril de este año, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicó, por fin, sus conclusiones en fase de borrador recomendando la aprobación de la petición de ArborGen, provocando la avalancha de comentarios ayer rechazando árboles de eucalipto GM en Estados Unidos. Inclusive los mismos autores del dEIS destacan la oposición pública como un posible fuente de de riesgos para los inversores:

“Otra fuente de riesgo que se extiende más allá del alcance de este estudio es el riesgo de alguna reacción pública contra la siembra de árboles genéticamente modificados. Este riesgo social podría afectar las opciones de inversión de la misma manera que el riesgo biofísico, por ejemplo, el aumento del riesgo podría reducir la tasa de adopción”.

###

Share This