EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Firma la declaración

Donate

Firma la declaración:
Hacemos un llamado al FSC para que reafirme su compromiso con su política actual que prohíbe el uso de árboles genéticamente modificados.
Hacemos un llamado al FSC para que se abstenga de supervisar y respaldar cualquier prueba de campo de árboles genéticamente modificados.

Antecedentes

Durante más de veinte años, una de las políticas fundamentales del Consejo de Administración Forestal (más conocido por sus siglas en inglés, FSC) ha sido la prohibición del uso comercial de árboles genéticamente modificados en su programa de certificación, pero esta importante proscripción está amenazada.

La prohibición del FSC sobre los árboles genéticamente modificados es necesaria para proteger el futuro de nuestros bosques. La prohibición del FSC existe porque son muchos los riesgos e incertidumbres asociados a los árboles genéticamente modificados y es demasiado lo que está en juego. La liberación de árboles genéticamente modificados amenazaría los bosques y los ecosistemas forestales e impactaría a muchas comunidades locales y pueblos indígenas.

El FSC prohíbe a las empresas asociadas al FSC utilizar árboles genéticamente modificados con fines comerciales, en áreas certificadas o no certificadas. Sin embargo, el FSC les permite realizar pruebas de campo de investigación de árboles genéticamente modificados en áreas no certificadas, una decisión que ya les ha permitido a las compañías avanzar en el desarrollo de sus árboles genéticamente modificados.

Ahora, el FSC ha puesto en marcha un “proceso de aprendizaje de ingeniería genética” que propone supervisar directamente las pruebas de campo seleccionadas de los árboles genéticamente modificados. El FSC está desarrollando su propio “modelo de gobernanza” de “salvaguardias” que pedirá a las empresas que cumplan cuando realicen estas pruebas de campo.

Los impactos de las decisiones del FSC:

• Si el FSC supervisa las pruebas de campo de los árboles genéticamente modificados, el FSC se vería implicado y sería responsable de cualquier impacto ambiental negativo directo o indirecto de estos experimentos de campo, así como de cualquier impacto social, económico y cultural.

• El “proceso de aprendizaje” del FSC es un primer paso hacia la aceptación de los árboles genéticamente modificados. El FSC dice que el proceso de aprendizaje les ayudará a debatir si el FSC debe permitir o no que las empresas asociadas planten comercialmente árboles genéticamente modificados (en zonas no certificadas). Este cambio de política podría dar lugar inmediatamente a que las empresas cultiven árboles genéticamente modificados a escala comercial y abriría la puerta globalmente a la liberación generalizada y peligrosa de árboles de ingeniería genética.

Haga clic aquí para leer los antecedentes completos

Sign on before October 5, 2022

Soy un

Authority

Opt-In

Share This